jueves, 7 de mayo de 2009

LA MAGA - Dibujando Deseos -

.
La Maga sintió una repentina pretensión de ser acariciada.
Se tiró de espalda sobre la arena, mirando al cielo contagiado de los colores del mar.

Sus brazos tomaron su cuerpo, en completa soledad, entregada al espacio breve de su curvado contorno.

Se animó y sintió.
Caricias, miel en los labios, perfumes azules.
Suspiró agitada.

A ciegas, entrando y saliendo de la escena tibia, suave, sorda, confundida por las sensaciones y el deseo que crecía.

Abrió nuevamente los ojos.
Allí nuevamente, el mismo cielo.

Prefirió alejar sus pensamientos, se incorporó en el afán de salirse de ella misma, de la imagen que la encandilaba y del calor de su cuerpo.
Tomó su lámina, sus lápices y comenzó a dibujar el atardecer, tal cual lo sentía en su piel.
Un sol, que como un gigante botón incandescente, se iba metiendo tras el horizonte de un mar sumiso y seducido por su imponencia.
Sus trazos más sensuales opacaron de grises semejante paisaje.

Unos minutos mas tarde volvía hacia la casa. Pasó por la sala y besó, algo ausente, al escritor que la esperaba.
Siguió hacia el cuarto, se desnudó y preparó el baño para una ducha.

El Escritor fue tras sus pasos.
Algo que vió sobre la mesa lo detuvo.
Tomó la lámina que había dejado La Maga. Tras verla, desvió la vista hacia la ventana y vio como el sol iba cayendo, a solas, sobre el pliegue infinito entre el cielo y el mar, al igual que en el dibujo.

Entró al cuarto de baño, y tuvo un claro registro del sobresalto de La Maga al verlo aparecer.
Ella estaba lejos de allí, y él, que miraba su alma, lo supo.
Sintió deseos de traerla nuevamente a su lado.
Se fue acercando, mirándola fijamente a los ojos, sabiendo que su mirada la cegaba.
Y no fue distinto a otras veces, La Maga solo necesitaba sus ojos para sentirse claramente hipnotizada.

Se mezclaron entre la espuma y el agua.

El Escritor la fue emborrachando con sus manos, con su cuerpo, hasta sentirla como una tela delgada deshaciéndose en sus manos, hasta volverla suya.
Quiso saber donde estaba.
Ella dada a él, cerró los ojos y como aturdida de su propia voz, le contó,”- Una mujer pequeña, descalza, vestida de blanco, con el pelo enmarañado por el viento, caminando por la orilla del mar.
Una mujer dibujada en mis deseos.
La imagino como la espuma, suave y blanca. Pequeña y coronada de azabaches, sentí que sus manos acariciaban mi espalda. Todo fue perfume a lavandas.
Una mujer clara, una mujer mar, colmada de algas azules, húmeda y cálida”

El Escritor sintió un calor poderoso y súbito, una extraña perturbación en la que se sumergió su mente y su cuerpo.

Era la misma mujer que él había visto en la lámina, tal vez la misma que aquella tarde, rondaba en su ventana.

.

27 comentarios:

Romina E. dijo...

hermoso! Todo, integro, de principio a fin...
Bello su relato, lo disfrute mucho.
Cariños!

adriana rey dijo...

Bueno, qué puedo decirte Magah! me encanta este espacio nuevo que tienes. Y lo que escribiste... los encuetros y desencuentros de la Maga y el Escritor me pueden!
Saludos

Magah dijo...

HOLA ADRIANA!!!... Muchas gracias y bienvenida a Sin Ropa!!
A mí también me gusta contar El Escritor y La Maga. Se abrocharon a mi corazón!

Abrazo grande!

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Era la misma mujer que él había visto en la lámina, tal vez la misma que aquella tarde, rondaba en su ventana."


Encantador y mágico.
Que tengas un buen fin de semana...

Saludos!

cheguevara dijo...

HERMOSO+
abraccio, antes de rajar hacia mi noche eterna
CHE

Daniel Rico dijo...

Muy bueno.
Quise seguir tu consejo y entrar sin ropa y sin verguenza a tu sitio. El dueño del ciber no estuvo de acuerdo y me hecharon...

Magah dijo...

Che!!!... Donde queda esa noche eterna?

Magah dijo...

DANIEL!!
Alguna vez se terminará eso y uno pueda andar sin verguenzas, no?
Besos.
Gracias!

Steki dijo...

Ups! Recién descubro este otro blog tuyo, jaja, qué despiste el mío!
Yo leí "deseos" y vine corriendo. Últimamente ando con los deseos a flor de piel y se siente tan lindo. Meta encuentro nomás, jaja.
Me encantó este escrito. Ahora no me perderé ninguno.
Buen finde para ti, amiga.
BACI, STEKI.

salvadorpliego dijo...

Te lo aplaudo. Es una maravilla lo que escribiste.

Bravo!!!!!!!

Ana Quiar dijo...

Atrapante, hermoso. Me voy a dibujar a ver si mis deseos se hacen realidad.

Magah dijo...

Hola SALVADOR! Muchas gracias por venirte, y claro, también por esos aplausos, jaja.
Un abrazo.


ANA!! que bueno que estés acá. Dale, que salga lindo tu dibujo y que se te haga realidad ese deseo.
Besos

Magah dijo...

STEKYYYY...
Me alegra que hayas seguido la huella y encontrarte también en Sin ropa.
Claro que se que andás perfumada de deseos y eso seguro te pone mas linda y animada a ellos.
Te mando un abrazo grande.

Verbo... dijo...

Que precioso, lo has dicho tan hermoso, que me dieron reales ganas de ser esa mujer, de saber que existe un pintor, un poeta, que me está esperando en la ventana... y yo caminando hacia él, desnuda.

Imaginé tanto, que te agradesco.

Hermoso besos "coronados de azabaches" ♥

(si me permites, te enlazo en Verbo...)

Magah dijo...

Hola VERBO!!... Que bueno que te guste La Maga, tanto para quedarte.
Es un personaje importante para mí.
Cariños desde aquí.

Martín dijo...

Hola Magah.. Dejé mi ropa en el Living y vine a devolverte la visita. Me gustó mucho este relato, ese dibujo que se trasforma en una apasionante escena llena de erotismo. Muy lindo tu blog! Te sigo leyendo. Un beso

Magah dijo...

Hola MARTIN!

Un "Living sin tiempo" es el mejor lugar para dejar la ropa.
Un gran saludo y gracias!

Ricardo Musso dijo...

Hola Magah

No se si te darás cuenta que es una saludo así…, medio secón!.

Sé que lo tuyo no es el “divismo” sino escribir, cuentos y poesía, pero esto de abrir otro “quiosco” y llevarte la revista semanal que uno espera desde hace tiempo, y no avisar…., naaaaaa!.

Y: NO, porque la falta de información en la comunicación, promueve que el otro se haga “películas” sobre la realidad, que son falsas!, y muchas veces sucede que esas “películas” son con guiones angustiantes.
Voy a escribir un artículo justamente sobre estas situaciones, y puede que cite este ejemplo…, así que bancátelas!.

Por ahora tomo asiento, después vendré a ponerme al día de mi novela favorita del ciberespacio, pero te digo algo antes de irme: no hagas esto con las personas que te amamos!; y naaaa de amor de amantes sino de amistad, que es el amor más genuino (por lo general…salvo excepciones…ejemmm!).

Grande Magah!!!!!!!!!!...igual te quiero mucho!!!!!
Me gusta este look sabes?.
Después regreso!

Besos.
Rik

PD: Disculpá pero eso de “sin ropas”…, acá apenas tenemos, con suerte, 45 días en que podemos andar medio en bolas, pero ahora, en otoño, y mientras te escribo, afuera debe hacer 3º -C , y aunque el Dpto. lo tengo calefaccionado, ni loco me saco toda la pilcha! (espero no me eches por esto!)….¿en pijama se puede?

erker dijo...

un relato poetico atrapante y lleno de imagenes, como fotos que se van didujando a medida que se lee...quiero mas!!! besossss

Magah dijo...

Querido RIK, y este no es un saludo "secón", va con todo mi afecto.
Tal vez el secreto esté en tu segundo párrafo:

"Sé que lo tuyo no es el “divismo” sino escribir, cuentos y poesía, pero esto de abrir otro “quiosco” y llevarte la revista semanal que uno espera desde hace tiempo, y no avisar…., naaaaaa!."

Y aunque en el caso de lo que yo escribo, nunca hago aclaraciones, ya que las interpretaciones de lo que dicen mis textos son propias de cada lector, en este caso se me escapa una respuesta.

Desde el primer día que abrí "Sin ropa", cuelga en "Palabras Descalzas" el link que siguiendo la huella te trae hasta aquí. La falta de divismo, el escribir solo por el placer de hacerlo, dejó ese link tibio y sin anuncios rimbombantes. No se hacer autobombo, y tal vez sea un error, que me hace pensar en considerar la tibieza y mandarme con bombos y platillos a contar "Sin ropa"

Abrir este espacio fué una necesidad propia que va en paralelo con procesos personales, y que obviamente por esa razón no son pertinenetes en este coment.

"El Escritor y La Maga" paulatinamente fueron encontrando la posibilidad de volver y pensé que estaba bueno "re-editarlo" para ir acariciando nuevamente ese formato, que a mí, y evidentemente a muchos de ustedes nos da tanto placer.
Así reapareció, y así, considerándote, te enteraste de su regreso y de este espacio.

Es posible que el no creerme esa posibilidad de que alguien pueda estar esperando ansioso algo de lo que hago, jugó también para que esta movida fuera hecha con el perfil bajo que me caracteriza.

En cuanto a lo personal, no escondo, voy buscando la claridad en mi misma y se va mostrando, sin filtro, las fantasías le son propias al otro y a su historia, como verás basta preguntar, creer y valorar la respuesta dada, no hay nada mas.
Lo que no suelo hacer es adivinar, por mas magah que quiera ser, y te aseguro que las personas de mis afectos saben de ellos, de mis amores, eso es algo que no puedo ni quiero disimular.

Te dejo un abrazo muy grande, y acá te espero.

Magah

PD: Adecuá tu pijama para este espacio Rik, debe ser por lo menos sugerente, ja ja y si con eso estás comodo, acá todo vale.

Magah dijo...

ERKER!!...
Gracias, y acá vale su pedido, si usted quiere mas, habrá mas.

Besos...

el oso dijo...

Encantador... tierno y pasional.

Besos

Magah dijo...

Hola OSO!!!... siempre gracias.

Es importante para mí tu comentario, es una buena compañía.

Un abrazo!

tiziana dijo...

Muy lindo, pero...jeje... a mi no me cae que el escritor haya vuelto con la Maga. Mejor aun no entiendo que la Maga este de nuevo con el escritor.

Leo y me parece que son relatos de un tiempo que fue, que paso, que dejo una gran cicatriz y no tiene ese encanto pasado.

Pero bueno, es mi opinion nada mas y es que le tengo fe a la Maga

Liliana G. dijo...

¡¡Sííí!! ¡¡Siguiendo tus huellas me reencontré con la Maga!! Ya estaba extrañando tanta pasión... Genial.
Besos.

(Se está muy cómodo en tu blog "Sin ropa")

Ricardo Musso dijo...

Hola Magah!!!

No te disculpes (aunque ahora sabes que hay gente - como el que escribe esto- que esperamos ansiosamente tu relato del “Escritor y la Maga”). Varios me dijeron que el despistado fui yo que no me percaté que, en tu otro sitio habías dejado una indicación del “caminito” a tomar para llegar hasta aquí.
Parece que el oficio de Sherlock Holmes no es mi fuerte!

De todos modos…, no es que te quiera “buchonar” pero me parece que este capítulo ya lo leí che!.
O es el mismo, o te estas plagiando a vos misma…¿o me equivoco?.

Besos Ídola!
Rik

pato dijo...

Magah: Me imagino todo lo que escribis, sos una genia. Tenes un manejo increible de la rutina, no puedo dejar de leer tus historias
un abrazo
Pato